Villalón Studio

Una mezcla de culturas

Espacio en calma,
movimiento,
sorpresa y contrastes

Proyecto

Latigazo

Ubicación

Madrid

Año

2022

Metros cuadrados

185m²

Categoría

Restauración

Colaboradores/as

Pablo Yubero | Ebanistería
Greendecorum | Jardines interiores preservados
Kriskadecor | Cortinas metálicas
Yunta | Herrería
Años Luz | Iluminación
Ilarcuris | Tapicería
Alberto Monteagudo | Fotografía

Aunar una cuidada estética con la idea de durabilidad son dos de las claves que hemos aplicado a este proyecto. El concepto del local parte de crear un restaurante fusión japonesa y peruana con un formato inspirado en los materiales y la manera de diseñar los espacios en la arquitectura japonesa. Esta premisa se ha reflejado no solo en la distribución sino también en elementos escogidos de la cultura oriental, como los paneles separadores a base de cortinas de tela y metálicas. Estos revestimientos se unen y separan según el momento del día y sirven para delimitar y dar privacidad a los reservados. Uno de los principales desafíos ha sido incluir una distribución que engloba todo el programa de actividades a desarrollar en el restaurante, un espacio muy versátil donde se celebran cenas, cócteles y actuaciones con presencia de DJ.

El uso de piedra natural, como el marrón emperador de la barra de coctelería y en la zona de preparación de sushi y ceviche a la vista del público, y la presencia de minijardines preservados en puntos estratégicos de la distribución responden a la importancia que la cultura japonesa rinde a la naturaleza. Materiales naturales y presencia de vegetación en el interior son dos recursos que mejoran la experiencia de las personas.

placeholder ver
placeholder ver
placeholder ver
placeholder ver

El objetivo de la distribución fue delimitar de forma idónea la compartimentación que define este espacio tan versátil

placeholder hoz
placeholder ver

En cuanto a la iluminación, la hemos resuelto con luz indirecta, paneles japoneses y farolillos que siguen un sentido muy lineal y responden a los ejes que vertebran la forma de construir en Japón, con una mezcla de líneas verticales y horizontales, de resultado muy equilibrado. A ello, se han añadido elementos diseñados a medida, como el botellero, el frente de la barra y los muebles de apoyo, con un carácter muy ordenado. Está diseñado y realizado de forma artesanal, como marca nuestra filosofía.

El suelo original se ha mantenido y se ha revestido con un vinílico, elegido por su durabilidad y por las buenas condiciones que aporta al espacio, dos de las cualidades que perseguimos en Villalón. También, el ladrillo de las paredes permanece y se ha cubierto con espejos o cortinas textiles que absorben el ruido. Conservar, aprovechar materiales existentes y ver la manera de integrarlos en el nuevo concepto han sido claves. A ello se ha unido la decisión de realizar el mínimo de demoliciones posibles y emplear el menor número de materiales vírgenes y generar menos residuos.

placeholder ver
placeholder ver
placeholder ver