Villalón Studio

Todo tiene un principio

Autor/a

María Villalón

Así es… Todo tiene un principio, aunque en mi caso es más un nuevo principio o comienzo, ya que desde hace cinco años que navego, al principio en soledad y luego con la mejor compañía, en este mundo del interiorismo.

¿Y por qué un nuevo principio para mí y este maravilloso equipo? Simplemente porque un día decidimos que nuestro modo de vida y nuestro modo de ver las cosas, de sentirlas y disfrutarlas, podría ir en consonancia, y debía ir acorde con nuestro trabajo y nuestras creaciones. Debíamos incorporar a nuestros diseños nuestra filosofía de vida para crear esos hábitats que fueran fieles a nuestros principios además de a los de nuestros clientes.

Villalón Studio

Cuando nos preguntábamos qué tiene este equipo para que marque la diferencia, la respuesta de todas era ‘nosotras mismas’. La manera en la que nos gusta tratar a nuestros clientes de manera exclusiva, participar en cada parte de sus proyectos, desde lo más grande al detalle más pequeño con el fin de conseguir que ese lugar que nos ha encargado se convierta en ‘su lugar’, ya sea una vivienda, un restaurante o incluso esos proyectos efímeros por los que se transita y habita solo durante un breve periodo de tiempo.

Nuestro objetivo es generar en los lugares que creamos una buena sensación que esté creada con ‘consciencia’, palabra que para nosotros tiene una definición mucho más amplia que la comúnmente conocida. Nos resulta importante el material con el que trabajamos, cómo se trata y cada uno de los pasos del proceso, pero no nos gusta quedarnos ahí. Por eso confiamos en artesanos, porque nos gusta cuidar este oficio tan único tanto como el servicio que damos a nuestros clientes.

Villalón Studio

En cierto modo, nosotras también trabajamos como artesanas porque nos gusta cuidar hasta el mínimo detalle, si estamos creando una vivienda ideamos una distribución pero también elegimos desde la pintura y los muebles hasta la ropa de cama o elegimos el arte. En un restaurante, no solo nos quedamos con el diseño: decidimos la ropa del personal, los manteles, servilletas, cubertería, delantales…

Buscamos que un lugar haga feliz y guste a nuestros clientes, pero también que se mantenga. Que con el paso del tiempo, cada material elegido, cada decisión y cada idea logre un propósito: que permanezca en el tiempo.

Villalón Studio